Historia

Inicio > El Centre Pompidou > Historia

Le parc de stationnement dans les années 1960 choisi pour accueillir le futur emplacement du Centre Pompidou. © Centre Pompidou

Para ver Nacimiento de un concepto revolucionario

Nacimiento de un concepto revolucionario

En 1969, el presidente Georges Pompidou designa la explanada de Beaubourg como el lugar elegido para la construcción de un tipo de centro cultural multidisciplinar inédito hasta entonces. Se trataba de dar un nuevo impulso a varios proyectos que se reunirían en el futuro centro cultural: la construcción, en el centro de París, de una biblioteca pública con sala de lectura de acceso gratuito (la BPI); la rehabilitación del musée national d'art moderne (MNAM), instalado en los locales demasiado exiguos de un ala del Palais de Tokyo; el proyecto de un centro de creación musical (IRCAM) organizado de acuerdo con los criterios del compositor francés Pierre Boulez. Además de la creación de una nueva biblioteca y del traslado del museo, el proyecto incluía las actividades del centre d'art contemporain, instalado en la calle Berryer, y el equipo que, junto con François Mathey, había desarrollado una política dinámica de exposiciones de arte contemporáneo en el musée des Arts Décoratifs. 

Un concurso internacional inédito

Se lanza un concurso de ideas con ocasión del cual, por primera vez en Francia, se invita a que participen arquitectos del mundo entero. Se presentan 681 proyectos procedentes de 49 países.

El jurado internacional —presidido por el ingeniero y arquitecto Jean Prouvé— elige el proyecto conjunto de tres arquitectos: dos italianos, Renzo Piano y Gianfranco Franchini, y un inglés, Richard Rogers, todos ellos casi desconocidos en aquel momento. Renzo Piano y Richard Rogers dirigieron el proyecto ellos solos. Aunque siguieron su carrera por separado, ambos obtuvieron el prestigioso Premio Pritzker, la mayor distinción internacional en arquitectura.

Aunque actualmente es uno de los edificios emblemáticos del siglo 20, adoptado por los parisinos y admirado por los turistas, en el momento de su construcción el edificio de Renzo Piano y Richard Rogers se comparó con «una refinería de petróleo». Siguió suscitando polémica durante la década de 1970 hasta convertirse en el icono y el modelo que es en la actualidad.

Maquette du projet définitif, façade ouest. Renzo Piano et Richard Rogers. 1973. © Centre Pompidou

Para ver Un concurso internacional inédito

La façade du Centre Pompidou © Philippe Migeat, 2015

Para ver Inauguración y éxito del Centre Pompidou

Inauguración y éxito del Centre Pompidou

El Centre Pompidou se inauguró el 31 de enero de 1977. Nada más abrir sus puertas al público, el 2 de febrero de 1977, logra un éxito rotundo. En poco tiempo se convierte en uno de los centros culturales más concurridos del mundo y en uno de los monumentos más visitados de Francia.

A finales de la década de 1970 y durante la de 1980, el Centre Pompidou ofreció exposiciones que marcaron su época y contribuyeron a escribir la historia del arte del siglo 20: la serie de los «París...» —«Paris-New York», «Paris-Berlin», «Paris-Moscou», «Paris-Paris»—, «Vienne, naissance d’un siècle», «les Immatériaux», «Mémoires du futur», «Cartes et figures de la Terre», «les Magiciens de la Terre»... Bajo el impulso de sus directores, primero Pontus Hulten y posteriormente Dominique Bozo, la colección del Musée National d'Art Moderne se desarrolla considerablemente, para convertirse en una de las primeras del mundo en arte moderno y contemporáneo.

El Centre Pompidou, a raíz de una reforma global en su organización, crea en 1992 el departamento de desarrollo cultural, que se encarga de preparar una programación basada en los espectáculos en vivo, el cine y el arte de la palabra (debates, encuentros, conferencias). La fusión del musée national d'art moderne y del centre de création Industrielle (cci) permite constituir una colección de arquitectura y diseño que en veinte años se ha convertido en una de las más notables del mundo.

Tras veinte años en activo y 150 millones de visitantes, el Centre Pompidou inicia unas obras de reforma por iniciativa de su Presidente Jean-Jacques Aillagon, entre octubre de 1997 y diciembre de 1999. El Estado le concede créditos para crear espacios adicionales, necesarios para la presentación de las distintas colecciones y el desarrollo de las actividades de artes escénicas. De esta forma se reacondicionan 100 000 m2 de superficie.

El Centre Pompidou reabre sus puertas al público el 1 de enero de 2000: el éxito vuelve a hacerse patente, con 16 000 visitantes de media al día en el año 2000. Actualmente, el Centre Pompidou recibe, según los años, entre 3,5 y 3,8 millones de visitas.