Skip to main content

Diseño y prospectiva industrial

Las colecciones de Diseño y Prospectiva industrial del MNAM-CCI forman parte de la historia del Centro de Creación Industrial que se fusiona en 1992 con el Musée National d’Art Moderne. Creado en 1969, el CCI nace para acercar el diseño a la industria, en relación con la sociología de los usos y la innovación.        

 

Las colecciones de Diseño incluyen actualmente unas 8 000 obras de casi 900 diseñadores, que van desde principios del siglo XX hasta la actualidad. La mirada se orienta hacia el lenguaje creativo, interesándose tanto en el objeto como en su proceso de creación a través del dibujo, elementos procesuales del diseño. Esta colección relata la investigación de creadores –diseñadores, arquitectos y diseñadores gráficos– que marcaron la historia de la modernidad en el siglo XX, abriendo nuevos caminos estéticos y técnicos en el siglo XXI. 

Se han reunido excepcionales fondos franceses modernos en torno al movimiento de la UAM (Unión de Artistas Modernos, 1929): Charlotte Perriand, Pierre Chareau, Eileen Gray, Jean Prouvé, Robert Mallet-Stevens, etc. A escala internacional, la colección incluye obras representativas de la Bauhaus, del movimiento De Stijl, de países de Europa Central y del Este, así como de Japón. 

 

Para el diseño de posguerra, el fondo más importante es el de Ettore Sottsass Jr., con más de 500 obras y archivos excepcionales. Serge Mouille está representado a través de un fondo completo (más de 150 piezas) y Pierre Paulin con un conjunto de 70 dibujos y otras obras. Los coloristas industriales de las décadas de 1960 a 1970 también figuran a través de grandes fondos (Jean-Philippe Lenclos, André Lemonnier, Cler, Fillacier Grillo, etc.)  

 

Las colecciones de Diseño incluyen, a escala internacional, conjuntos representativos de obras de Ron Arad, Jasper Morrison, Marcel Wanders y Ross Lovegrove. En cuanto al diseño francés, hay más de 300 obras de Starck. Se han formado grupos en torno a ciertos diseñadores franceses como Patrick Jouin, Martin Székely, Matali Crasset, François Azambourg o Jean-Baptiste Fastrez.  

 

En el grafismo, cabe destacar a Jean Widmer y Hans-Jürg Hunziker, vinculados a la historia gráfica del Centre Pompidou; Roman Cieslewicz; Thonik, así como una colección de más de 2 000 carteles de 300 diseñadores gráficos (donación de Vincent Perrottet).  

 

Con el CCI, la prospectiva industrial ha marcado la colección del Centre Pompidou hacia nuevos territorios sociológicos y tecnológicos en constante evolución. La prospectiva surge como una reactivación de la transdisciplinariedad del CCI, teniendo en cuenta los retos tecnológicos y medioambientales de la sociedad actual, desde el diseño y la fabricación digital hasta la biofabricación. Como prescriptor cultural, el Museo confía producciones y pedidos a jóvenes diseñadores (Matthias Bengtsson, Michael Hansmeyer, Eric Klarenbeek, etc.).